Pbx: 301 243 5944

contacto@arquidecorados.com

Pbx: 301 243 5944

contacto@arquidecorados.com

Muchas veces, para remodelar y cambiar el look de nuestra casa no se necesita de costosas ampliaciones ni de cambios muy extremos sino de cambios sutiles pero notorios que ¡siempre terminan por hacer la diferencia! Por eso, que no tengas mucha plata y que tu presupuesto sea bajo, no es excusa para no renovar y remodelar tu casa de vez en vez. Hoy te mostraremos cómo modernizar y mejorar el aspecto de tu hogar ¡sin quedar en bancarrota!

1. Añade plantas a la entrada de tu casa

Añadir plantas y macetas a la entrada de tu casa, en tu hall de entrada o vestíbulo, es una idea que nos te costará mucho dinero pero que sí permitirá que tu casa muestre su mejor cara desde el principio y brinde una verde, refrescante y natural bienvenida a tus invitados. Recuerda iluminar muy bien tus plantas ¡y verás cómo le cambia todo el semblante y la energía a tu casa!

2. Pinta tus muebles de madera

Si tienes muebles muy viejos o heredados y no sabes qué hacer con ellos; te invitamos a darles un toque más actual al pintarlos. ¿Tienes un hermosos mueble de ebanistería de hace siglos?; quizás sea buena idea pintarlo de blanco o en todos pastel. Verás lo bien que lucirán tus muebles y lo renovados que se verán tus espacios. Nota: esta idea le irá perfecto a casas con estilos shabby chic. Y la mejor parte de todo esto es que ¡no tendrás que gastar mucha plata, pero el cambio será notorio!

3. Añade repisas flotantes

Las repisas flotantes son una opción muy moderna de almacenar y exponer tus utensilios, objetos, elementos y demás. En tu habitación, tus repisas podrían hacer las veces de mesas de noche y en tu cocina podrían permitirte mostrar tus más lindas vajillas. Esta opción es sumamente económica y, sin dudas, dará un aire muy actual y contemporáneo a todos y cada uno de tus interiores. 

4. Compra un solo elemento de diseño que se destaque

No necesitas comprar una sala nueva; con que compres un solo elemento de diseño que se destaque -bien sea por su color, su forma o su particular, creativo y original diseño- lograrás que dicho elemento se convierta en el punto focal de toda tu composición. Puede tratarse de una silla o de una lámpara, ¡lo importante es que ese objeto logre renovar toda la atmósfera de tu espacio!

5. Añade cojines muy coloridos

No hace falta que compres cojines nuevos, ¡con que cambies sus forros bastará! Comprar forros nuevos no será muy costoso, pero sí muy provechoso. Anímate a elegir patrones, telas y textiles muy coloridos y llamativos que se destaquen en medio de tus sofás y/o de tus camas. Recomendación: las telas persas se encuentran muy a la moda y podrían dar ese toque étnico y exquisito que tus interiores -sin saberlo- tanto necesitan. 

6. Decora tus paredes con lindas macetas

Las repisas flotantes no son la única forma de decorar tus paredes; también podrás recurrir a lindas macetas, como las que aparecen en la imagen superior. Lo anterior llenará tus espacios de vida, de frescura y -lo mejor- de mucha armonía y de una energía sumamente positiva. ¿Ves que tu billetera no tiene que quedarse en ceros para así lograr darle un buen semblante a tu casa? 

7. Nichos y aperturas de pared

Intervenir tus paredes no es algo muy costoso y en cambio sí hará una gran diferencia en el diseño de tus espacios y en su complejidad visual. Añade nichos de pared donde puedas ubicar plantas, objetos muy valiosos y simbólicos para ti o elementos decorativos hermosos y llamativos. Recuerda que, al añadir iluminación artificial, harás que tus nichos de pared se destaquen mucho más. 

A la hora de remodelar tu hogar no sólo debes tener en cuenta aspectos decorativos o de diseño, sino también qué tipo de materiales se pueden utilizar y qué estilos le brindarán a tu casa dependiendo del color, textura o forma de dichos materiales de decoración o construcción.

8 materiales económicos y perfectos para remodelar tu casa

Cada día tenemos a nuestra disposición mayor cantidad materiales disponibles para su utilización a la hora de construir o de decorar nuestra casa. Esto incrementa las posibilidades que tenemos a nuestro alcance a la hora de plantear el diseño o remodelación de nuestra vivienda de cara a convertirla en un espacio cada vez más confortable así como nuestras posibilidades de convertir cada estancia en lugares adaptados a nuestros hábitos diarios, estilo de vida, gustos y personalidad. Muchos de estos materiales además, nos ofrecen multitud de alternativas no sólo en cuanto a su uso, también en lo que respecta a su apariencia y acabados. 

En este libro de ideas hemos seleccionado 8 de estos materiales que puedes utilizar en una reforma que estés pensando realizar en casa, hasta en aquellos casos en que tenemos un presupuesto muy ajustados. ¿Quieres verlos?

1. El imperecedero ladrillo

El ladrillo se lleva utilizando desde hace muchísimos años en la construcción de nuestras casas, ya que es un material económico y con buenas prestaciones. Pero en los últimos años ha proliferado también su uso en interiores y se ha convertido en tendencia el ladrillo visto en interiores que buscan un toque rústico o una estética con un aire  industrial, como es el caso de la cocina que se muestra en esta imagen. Este material aporta color y  le da a la vivienda un aspecto cálido y personal. 

2. La madera, cálida y natural

No nos cansamos de destacar las virtudes que tiene un material natural como es la madera. Es un material flexible, con multitud de posibilidades y válida para convivir con múltiples estilos; técnicamente es muy interesante pues tiene excelentes propiedades a la hora de aislar térmicamente y acústicamente así como con buenas prestaciones como material constructivo y, por supuesto, es un material muy decorativo. Podemos encontrar tipos de madera a muy buen precio y con la seguridad de que nunca pasa de moda.

3. Páneles en 3D

Una de las últimas incorporaciones al mundo de la decoración y del diseño de interiores son los elementos procedentes de lo último en tecnología de impresión 3D. En este grupo podemos destacar las piezas cerámicas o los paneles con texturas tridimensionales, como las piezas con relieve que vemos en la pared de la imagen. Aportan dinamismo y resultan muy originales al tiempo que son muy prácticos pues son fáciles de limpiar y de mantener.

4. Piezas de cerámica texturizada

Si seguimos explorando en este grupo de materiales con texturas en 3D, podemos encontrar piezas cerámicas con diseños y colores tan sorprendentes como los paneles amarillos utilizados para revestir la pared principal de esta sala de estar. La tecnología 3D nos ofrece la posibilidad de crear diseños a la carta capaces de aportar un toque misterioso y sofisticado a las estancias que vayamos a remodelar.

5. Detalles en hormigón visto

El uso del cemento (o microcemento) y también de hormigón visto también se han convertido en tendencia en la actualidad, sobretodo en viviendas que apuestan por un diseño minimalista o por una decoración que busca un aire urbano y cosmopolita para las estancias de la casa.  En estos casos, los propios elementos constructivos de la casa, si esta es de hormigón, pueden convertirse en una pieza fundamental en la decoración de sus interiores.

6. Piedra natural

La piedra es otro de esos materiales empleados desde la antigüedad para la construcción y que no ha perdido protagonismo en la actualidad. Constructivamente, es un material muy resistente, por lo que es perfecto para ser utilizado en muros de carga de la casa pero, además, es un material con mucha inercia térmica lo que ayuda a hacer a las viviendas más eficientes energéticamente hablando. Estéticamente, encontramos gran cantidad de variedades que resultarán perfectas para su uso también en interiores como elemento decorativo.

Y si te preguntas qué herramientas serían necesarias para llevar a cabo todos estos arreglo y remodelaciones para el nuevo look de tu casa, a continuación te dejamos un par de cosas a tener en cuenta, y también una lista de herramientas de trabajo para poner manos a la obra…

Invertir tu tiempo libre en sacarle todo el partido a tu casa te honra muchísimo. Para muchas personas, encargarse de las reparaciones caseras es un suplicio, pero otras incluso disfrutan con ello. Para perderle el miedo al bricolaje (que no es respeto), el primer paso es proveerse de las herramientas necesarias para llevar a cabo el trabajo.

Una buena caja de herramientas es la pieza fundamental, y alrededor de ella giran el resto de elementos eléctricos. Seguro que si te pido que enumeres alguna herramienta básica, enseguida vendrán a tu mente varios nombres. Sin embargo, además de los que puedas conocer sin haber ido jamás a una ferretería, hay otros con los que es necesario contar.

Arreglos comunes en casa

Una de las máximas de cualquier manitas es que el equipamiento debe estar siempre en perfecto estado. De nada sirve que tengas de todo si no está bien almacenado, lo tienes desordenado en varios cajones o, directamente, a la intemperie. Es importante que las herramientas que tengas en casa estén bien conservadas para que cumplan correctamente su función.

Los arreglos van por materias. En fontanería, es probable que tengas que revisar un grifo que pierde agua, desatascar el tubo sinfónico o retocar las juntas de los azulejos y sanitarios. En pintura, siempre es bueno tener a mano una brocha por si hay que darle una pasada a una pared después de quitar un cuadro. La albañilería más habitual es la que tiene que ver con las grietas y las humedades.

Es complicado elaborar con seguridad total una lista definitiva, pero si te agencias todos estos elementos estarás preparado para solucionar cualquier imprevisto cotidiano. Hay quien prefiere comprar a medida que va necesitando, pero si vas a mudarte a una casa que requiere ciertas chapuzas, hazte con todo esto:

  • Martillo.
  • Destornilladores planos y de estrella.
  • Clavos, tacos, tornillos, alcayatas, pletinas…
  • Llaves inglesas y Allen de distintos diámetros.
  • Herramientas de medición y nivelación.
  • Taladro eléctrico con brocas para distintas superficies y materiales.
  • Silicona, masilla para grietas, cola blanca y cinta americana.
  • Llana y espátula.
  • Brochas, rodillos y aguarrás.
  • Cúter, tijeras, pelacables, alicates y tenazas.
  • Lijadora eléctrica para uso manual y papeles de lija de distintas durezas y gramajes.
  • Material de protección: gafas, guantes, mascarillas…

Teniendo en casa los elementos que contiene este listado, estarás preparado para enfrentarte a un amplio abanico de averías comunes. Quizá nunca llegues a usarlo todo, pero es mejor tenerlo que no echarlo en falta cuando llegue el momento. ¿Cómo es tu caja de herramientas? ¿Tienes todo lo de esta lista?

FUENTES: https://www.homify.es/libros_de_ideas/2672603/8-materiales-economicos-y-perfectos-para-remodelar-tu-casa

https://www.homify.com.co/libros_de_ideas/3447830/ideas-para-remodelar-tu-casa-sin-gastar-una-fortuna

https://www.pisos.com/aldia/herramientas-basicas-hacer-obras-casa/220/